lunes, 3 de agosto de 2020

Juegos cooperativos en casa - Hupla


Hupla

¿Podrán mover simultáneamente fichas de los cuatro colores y llevarlas a su destino, sin bloquearse? Ganan al acomodar todas las fichas en su lugar acordado.
 
Favorece la cooperación, la comunicación y la toma de decisiones consensuadas en pequeño equipo a través de un juego estratégico. Diversión.

Preparación de los materiales
Preparas un tablero de 8 por 10 casillas. Para el nivel básico ocupas 24 fichas de diferentes colores (por ejemplo 6 azules, 6 rojas, 6 verdes y 6 amarillas).


Posición inicial del juego: tomas todas las fichas en las dos manos bien juntas, agitas un poco las fichas (sin ver) y colocas las manos por encima del centro del tablero, a unos 20 cms. de altura. Dejas caer todas las fichas a la vez. Con movimientos mínimos se acomodan las fichas: no queda más de una ficha por casilla, las fichas que cayeron fuera del tablero se regresan hacia la casilla vacía más cercana. El chiste es repartir las fichas por el tablero al azar, procurando un inicio diferente para cada juego.

 

Reto: Acomodar todas las fichas a su destino final acordado. Puede ser cada color en una esquina, (como en la ilustración arriba) o puede ser una figura diferente, acordada entre tod@s (varios ejemplos en las siguientes ilustraciones). Las figuras de colores separados son más fáciles de lograr, las figuras compactas son más difíciles.

 

Movimientos
Las fichas se mueven en movimientos coordinados: l@s cuatro jugadore/as a la vez mueven una ficha suya. Cada quien juega con un color (por ejemplo: una persona juega con rojas, otra con verdes, otra con azules, la última con amarillas). Hay tres posibles movimientos: en sentido horizontal (por las filas de 10 casillas), vertical (por las columnas de 8 casillas) o diagonal (en las cuatro direcciones). La cantidad de casillas que se mueve (1, 2 o 3) se rige por turnos: la primera vez tod@s mueven su ficha una sola casilla, luego serán dos, después tres, y en el cuarto turno se reinicia el ciclo: 1, 2, 3, 1, 2, 3,…

 

Por turnos un(a) jugador(a) “llama el movimiento” (decide si va a ser horizontal, vertical o diagonal). La primera vez podría ser: uno vertical. L@s cuatro jugadore/as eligen una ficha de su color y junt@s mueven un solo lugar. La siguiente vez podría ser: dos diagonal, y todo el mundo selecciona su ficha y simultáneamente se hace el movimiento. Después podría ser tres horizontal, luego uno horizontal, después dos vertical, tres diagonal, uno diagonal, … El ciclo 1, 2, 3 es fijo, pero se decide con libertad la dirección.


Las fichas se tienen que deslizar en el tablero, sin chocar con otras fichas y no pueden montarse encima de otra ficha, ni saltarse fichas. Además, los 4 movimientos se hacen simultáneamente: cada jugador(a) pone su dedo índice en una ficha seleccionada y junt@s mueven sus fichas, sin chocar con ninguna ficha. Los movimientos horizontales y verticales son relativamente fáciles de hacer. Para los movimientos en diagonal se necesitan muchas casillas vacías.

¡Cuidado! Se pierde el juego (para tod@s) si en un turno uno o más colores no logran hacer el movimiento (¡más probable en los turnos de tres!). Seguramente habrá que planear los turnos, para no quedar bloquead@s.

Todos los colores siguen jugando (moviéndose) hasta el final: todas las fichas están en su destino final. Una persona que ya tiene sus seis fichas acomodadas (rojas, por ejemplo) sigue participando: puede mover una ficha suya en el turno (desacomodándose las rojas temporalmente), o puede mover una ficha de otro color en común acuerdo con el equipo (amarillo, por ejemplo). En el último caso se mueven una ficha azul, una verde, dos amarillas y no se mueve ninguna roja.

Una vez formados dos o tres colores en su destino final (simultáneamente) se puede elegir libremente el número de casillas que se va a mover en los siguientes turnos (ya no se tienen que alternar 1, 2 y 3) para lograr terminar el juego.

Reto más difícil: 9 a 12 fichas por color
Con más fichas revueltas en el tablero se complica el juego.

 

Podemos intentar con 9 fichas por color, ¿o tal vez 10, 11 hasta 12 por jugador(a)? Mostramos unos posibles destinos finales para 9 fichas por color (aquí arriba), para 10 (aquí abajo) y para 12 (al final).


Variantes
Pueden utilizar uno o dos dados especiales, para definir la cantidad de casillas que se tiene que mover (un lado del dado se marca con 3, dos lados se marcan con 2, tres lados se marcan con 1).

Un dado para definir los movimientos tendría: un lado marcado con Diagonal, dos lados marcados con Vertical, dos lados marcados con Horizontal, un lado marcado con Tu eliges.

7.   Fuente

Idea original de Frans Limpens.

¿Cómo te fue?
¿Te gustó el juego? ¿Tuvieron que volver a empezar? ¿Por qué? ¿Lograron mover las fichas de los cuatro colores a sus destinos finales? ¿Cómo lo hicieron? ¿Cómo se pusieron de acuerdo? ¿Lograron mover sus propias fichas en beneficio del juego común?